Cambios en el servef con respecto a los cursos

Uno de los principales problemas que ha tenido siempre el Servicio Valenciano de Empleo y Formación (Servef) ha sido la imposición de cursos a los inscritos en sus oficinas de empleo.  Es decir, obligaban a los inscritos a realizar algún tipo de curso y si no ello conllevaba algún tipo de penalización. Pero la cosa va a cambiar.

Basta de imposiciones

Fernando Díaz, secretario de empleo y director del servef, ha declarado que ya no se van a realizar más imposiciones a los inscritos en las oficinas de empleo valencianas para que ellos mismos puedan determinar cuál va a ser el intinerario que quieren seguir en cuanto a oferta formativa.

Que un demandante de empleo tenga potestad para decidir cuando y como quiere realizar un curso es algo muy positivo, porque se les da libertad de decisión. Sin embargo, con esto el servef pierde una de sus armas más poderosas contra la estafa. Y por estafa estamos hablando de la cantidad de personas que están inscritas en el servef, cobrando ayudas pero al mismo tiempo están trabajando en negro.

oficina servef

La imposición de cursos era una herramienta que al servef le servía para detectar irregularidades en las personas inscritas en su servicio de empleo. Ahora, perdiendo esta arma, les costará aún más descubrir quienes son los infractores, pero Díaz considera que no pueden meter a todas las personas en el mismo saco y que no todos “paguen justos por pecadores”.

Esta nueva medida se está llevando a cabo desde principios de abril y se espera ue aumente la cantidad de personas que se apunten a un curso al tener ahora más libertad de decisión.